viernes, 8 de diciembre de 2017

Al final de la calle 118 de Clara Cortés | Reseña

Vivir al final de la calle 118 no es fácil. La madre de Valeria y Raven las abandonó hace años sin dar explicaciones y ambas han tenido que aprender a ganarse la vida. Mientras Valeria tiene un insignificante trabajo como modelo, su hermana patea la ciudad en busca de hombres a los que seducir para pagar el alquiler a cambio de sus servicios. Valeria pensaba que todo seguiría así para siempre hasta que escucha la música de aquel chico al final de la calle, junto a su casa, y sus miradas se cruzan. Desde ese momento, una serie de curiosas coincidencias llevará a los personajes de esta novela a cambiar sus vidas como nunca se hubiera ni imaginado.
Este libro llegó a mí de manera un tanto inesperada., más que nada porque me sorprendí a mí misma comprándolo. Fue un acto completamente al azar, no estaba planeado, pero supongo que estaba destinado a ser. Esta es una historia diferente que cuenta la crudeza a la que se ven obligadas a enfrentarse muchas personas a nuestro alrededor sin que nosotros nos demos cuenta de ello y es algo que me ha sorprendido sobre manera teniendo en cuenta que la escritora es tan joven. Pero es que Clara Cortés tiene una forma de escribir maravillosa, hace que te metas completamente en la historia. Pocas veces me había sentido tan emocionalmente conectada con un personaje como me pasa con Valeria, y eso que hemos tenido una vida completamente diferente y unas opiniones que difieren hasta lo exasperante. Pero de alguna forma, no he podido evitar sentirme conectada con sus emociones, más que con la forma que tenía de ver el mundo y creo que eso es algo de agradecer cuando leo un libro. 

Y eso es lo que tiene este libro de especial, que juega con las emociones del lector de una forma en la queacabas llorando al final porque no te lo puedes creer. Reconozco que no soy una persona excesivamente sentimental, me cuesta mucho emocionarme con los libros y rara es la vez que llego a las lágrimas, pero es que el final de este libro me dejó fatal. ¿Sabéis ese momento en el que todo parece que empieza a ir bien en tu vida para que de repente todo se desmorone? Pues esa es la sensación con la que me quedé cuando acabé este libro. Y no diré nada más porque sería spoiler y para llegar a este momento cada uno debe pasar por el inevitable camino del dolor. Porque eso es lo que te encuentras leyendo esta novela; mucho dolor y una trama poco definida pero que sin duda tiene la capacidad de cautivar al lector y conseguir que esté sea incapaz de apartar los ojos de sus páginas. Creo que este es uno de sus principales puntos fuertes: engancha y antes de que te des cuenta, ya te lo has terminado.

“Si yo nunca digo nada es porque de nada sirve. Sería como tirar una bengala al aire y pretender que eclipsase mínimamente las estrellas.”

Este libro nos permite acompañar a Valeria en una aventura en la que se conocerá mejor a sí misma y al entorno que la rodea de la mano de un personaje muy especial mejor conocido como Simon. Pero si creéis que esta es la típica historia de amor, estáis muy equivocados. No se trata de otro instalove desenfrenado entre dos adolescentes con las hormonas revolucionadas, sino que se da una relación creíble entre dos personas que en un principio no saben lo que quieren pero que lo van descubriendo juntos. Reconozco que ha habido momentos en las que se daban situaciones irreales, no solo entre ellos, sino también entre el resto de los personajes, pero se salvan gracias a la crudeza de las relaciones que se forman entre ellos. Y es que si tuviese que escoger una palabra para describir esta novela sería cruda. Al tratarse de gente de una edad similar a la mía, creo que me ha impactado más el pensar que hay gente que ha tenido que enfrentarse a este tipo de realidad a una edad tan temprana.

Los personajes han sido todo un descubrimiento para mí. Para mí, la que destaca en todo momento, y a la que siento que se le podría haber dado mayor relevancia, es Raven. Para mí ella es la verdadera protagonista de esta historia. Todos los sacrificios que ha tenido que hacer, los secretos que ha tenido que callar para defender lo que queda de la inocencia infantil de Valeria, todo eso dan lugar a una persona que está rota hasta unos niveles que deberían resultar impensables. Pero ver eso y ver cómo es posible evolucionar incluso cuando se cree que está todo perdido me ha parecido una visión preciosa, aunque quizá un tanto irreal con respecto a lo que nos encontramos en el mundo. Tanto Valeria como Simon me han sacado de mis casillas en algunos momentos; Valeria por sus opiniones y su capacidad para juzgar a los demás, Simon por su pasotismo y su dejadez ante los demás. Pero creo que al crear a dos personas tan distintas, ambos son el contrapunto que justamente el otro necesitaba.
En definitiva, Al final de la calle 118 es un libro que recomiendo en general a todo el mundo que busque una historia con mucho drama y que se lea rápido, con una escritura fresca pero intensa.


viernes, 1 de diciembre de 2017

Wrap up #3 | Noviembre 2017

¡Hola!
Este mes vengo sola a traeros el resumen de todos los libros que leí durante el mes de noviembre, ya que Pau e Iván han estado ocupados con la universidad. Empecé el mes sin leer nada pero a medida que si iba acercando el final me puse las pilas y acabé con 7 libros leídos en total.


Ashes to Ashes de Jenny Han y Siobhan Vivian (✰): tercera y última parte de la trilogía que sigue a Kat, Mary y Lillia en su búsqueda de venganza. En esta ocasión lo que parecía improlongable después del segundo libro se convierte en una tortura constante y unas ganas inmensas por intentar acabar el libro lo antes posible. Supongo que es lo que pasa cuando de un libro que debía haber sido autoconclusivo acabas por sacar otras dos partes, que el final no tiene sentido y que te cargas todo el desarollo de tus personajes.
Don't judge a girl by her cover (✰), Only the good spy young (✰1/2), Out of sight out of time (✰) y United we spy (✰1/2) de Ally Carter: en el wrap-up de septiembre os hable por primera vez de esta saga de libros que siguen las aventuras de unas chicas en un colegio para espías. En esta saga se puede apreciar lo que se ve claramente en Harry Potter o Percy Jackson: cuanto más avanza la saga y más crecen sus protagonistas, más peligro tienen que enfrentar. Y cuanto más peligroso un libro más interesante es, al menos por regla general. Todos los libros aquí mencionados, sobre todo OOSOOT, hacen que no puedas parar de leer hasta que hayas llegado al final de la historia. Solo diré que acabe leyéndome dos libros seguidos a las 7 de la mañana.
The Bronze Key de Holly Black y Cassandra Clare (✰): empecé la saga Magisterium este año y la verdad es que no puedo decir que fuese especialmente fan de los libros. En este libro en particular, me da la sensación de que es cuando la historia empieza a coger velocidad y, sin embargo, aún no ha conseguido encadilarme. Los personajes se me siguen haciendo pesados y la narración avanza demasiado lenta para mí. El cliffhanger del final fue algo que, aunque esperado desde el libro anterior, es lo único que hace que tenga ganas de continuar con la historia.
Midnight Jewel de Richelle Mead (✰): este es un companion de The Glittering Court, un libro publicado el año pasado. En esta entrega de la trilogía seguimos a Mira, una chica que debe adaptarse a las circunstancias que le han tocado vivir. Sinceramente estoy increíblemente decepcionada. Cuando leí la primera parte, Mira era el personaje que más me intrigó, ya que era misteriosa y constantemente desaparecía para llevar a cabo misiones secretas. Es un personaje que siento que no ha cumplido mis expectativas y al que he acabado cogiéndole manía. Creo que si el libro hubiese estado protagonizado por cualquiera de los personajes secundarios hubiese sido mucho más interesante. Además, creo que no se aporta lo suficiente a lo que ya se sabía previamente como para justificar un libro de 300 páginas, una novela corta hubiese sido suficiente.

Y hasta aquí todos los libros que he leído durante este mes. ¿Habéis leído alguno de estos libros? ¿Os gustaron? ¿Qué recomendáis que lea durante el mes de diciembre? Contádonoslo en los comentarios. 

sábado, 4 de noviembre de 2017

Orgullo y Prejuicio de Jane Austen | Reseña


A lo largo de una trama que discurre con la precisión de un mecanismo de relojería, Jane Austen perfila una galería de personajes que conforman un perfecto y sutil retrato de la época: las peripecias de una dama empeñada en casar a sus hijas con el mejor partido de la región, los vaivenes sentimentales de las hermanas, el oportunismo de un clérigo adulador... El trazado de los caracteres y el análisis de las relaciones humanas sometidas a un rígido código de costumbres, elementos esenciales de la narrativa de la autora, alcanzan en Orgullo y prejuiciocotas de maestría insuperable.

He leido Orgullo y Prejuicio varias veces ya y siempre me habia dado cosa reseñarlo por eso de que es un clasico y me impone bastante, pero bueno tras esta ultima re lectura he dicho venga allá voy, asi que... ¡Empezamos!

El libro comienza con la madre de las hermanas Bennet hablando con su marido de que un nuevo inquilino ha llegado al vecindario: Mr.Bingley y comenta que necesita que una de sus hijas se case urgentemente con el. A partir de ahi, la trama del libro se desarrolla con los numerosos intentos de casar a sus hijas, la historia entre Jane, la mayor de sus hijas, y Mr.Bingley y la historia de Elizabeth, la segunda. Pero la historia no se centra solo en el amor, si no que habla de los prejuicios y de como afectan nuestras relaciones y la forma de comportarnos con las personas y tambien trata el como la actitud de algunas personas puede dañar una relación.

Podria tratarse de un libro denso debido a que es de epoca y tiene muchas paginas, pero resulta que es todo lo contrario. ¿Y por que? Porque el libro tiene muy pocas descripciones y poco monologo interno, la acción del libro sucede en los dialogos que son los ejes centrales de los capitulos. De hecho, y es muy curioso, todas las descripciones de personajes estan hechas en los dialogos, es raro ver la descripción de un personaje en las partes de narración.
En cuanto al lenguaje del libro, yo me lo leí en ingles esta ultima vez y tengo que decir que me ha costado un poco porque tiene palabras en ingles de hace un siglo y al principio me tocaba consultar wordreference cada dos por tres, asi que no lo recomiendo para empezar a aprender ingles o igual si, si te gusta lanzarte a la piscina entonces es tu libro.

La trama en general es bastante sencilla, no tiene giros argumentales complicados y no tiene momentos intensos de sufrir por la protagonista, cosa que se agradece porque de vez en cuando te apetece leer libros que no son super dramaticos e intensitos.

Mis personajes favoritos  es Elizabeth Bennet porque me parece una chica que tiene la cabeza muy bien amueblada, en comparación con sus hermanas, y que sabe que quiere hacer con su vida. Además me gustó mucho que su unica misión en la vida fuese buscar marido para poder vivir feliz y sin problemas.  Por último de este personaje me gustó mucho que sabe reconocer sus errores como por ejemplo cuando se da cuenta de que todo el concepto que tenia de Mr. Darcy es mentira  y que se habia dejado llevar por lo que piensan los demás.

Por último, me gustaría recomendaros este libro, no solo porque sea un clásico estupendo si no porque es un buen libro para reflexionar sobre como nos fiamos de las primeras apariencias de la gente.

Puntuación

5/5

domingo, 29 de octubre de 2017

Booktag Hamilton


PREGUNTAS:

1. MY SHOT: Un personaje que lucha por conseguir lo que quiere y no deja que nada lo detenga.

Irene. Me gustaría dejar a un lado la literatura juvenil para centrarme en el personaje de Jane Eyre. Desde el principio de su vida, siempre lo ha tenido difícil, ya que comenzamos la historia con ella siendo una huérfana en una época en la que las mujeres necesitaban una dote para llegar a ser consideradas aptas para el matrimonio. Sin embargo, Jane nunca se da por vencida y lucha en todo momento para conseguir lo que quiere, incluso llegando a tomar decisiones que pueden perjudicarla. Realmente es un personaje que me alegra que consiguiese su final feliz.


Iván. Igual me estoy repitiendo un poco, pero he elegido Celaena Sardothien, de la saga Trono de Cristal (Sarah J. Maas). Como ya dije en otro post, para mí no es la típica protagonista de novela juvenil, y una de las razones es porque siempre consigue lo que quiere aceptando las consecuencias. Esto lo vemos desde el principio del primer libro, cuando vemos que está en un campo de trabajo por razones que conocemos en las historias cortas publicadas como precuelas a la saga principal. Durante la saga paga las consecuencias de muchísimas acciones, pero siempre consiguiendo lo que quiere.


Pau. Llevo desde que empecé el blog hablando del Nombre del Viento pero es que no me canso y en este caso creo que Kvothe es un claro ejemplo de personaje luchador. Desde bien pequeño el libro nos enseña un Kvothe que no se deja vencer por las tragedias y que sabe buscarse la vida aunque esto le lleve a vivir situaciones peligrosas, con tal de conseguir su sueño: Estudiar en la Universidad.



2. THE SCHUYLER SISTERS: Personaje femenino que no es apreciado lo suficiente.
Irene. Aunque en su momento se habló mucho de la trilogía de Rubí o Las piedras preciosas, creo que nunca se le dio demasiada importancia a la figura de Gwyneth como protagonista femenina. Toda su vida se le ha dicho que ella no importa, que es simplemente una figura secundaria en la historia de su propia familia. Que haga lo que haga nunca va a conseguir brillar por encima de su propia prima. Y sin embargo, cuando la verdad sale a la luz, no se deja amedrentar y cumple su destino. Es verdad que por el camino le surgen algunas dudas sobre sí misma, pero a ¿quién no?


Pau. Sofia de la Magia de ser Sofía. Aunque en muchas ocasiones tenga actitudes de niña pequeña, es una chica luchadora y que sabe lo que quiere hacer con su vida, cosa que yo creo que ha quedado muy en segundo plano porque el libro es un tanto flojillo. Además, es una chica que defiende sus curvas y que no se hace de menos por el hecho de no tener un cuerpo normativo, aprended novelas juveniles.


3. YOULL BE BACK: El villano más sassy/genial.


Irene. El personaje que he escogido para esta categoría es un poco trampa, ya que comienza siendo el antagonista para acabar convirtiéndose en aliado de la protagonista en libros posteriores. Se trata del asesino de The Kiss of Decepction, del que no diré nombre, puesto que una de las partes más interesantes de esta trilogía es leerla sin saber quién es quién. Al final del primer libro, cuando se desvela su identidad, me sentí traicionada por la autora, pero a medida que seguí leyendo acabé por enamorarme totalmente de este personaje. Tanto es así, que se convirtió en mi favorito.


Iván. Sin duda Sebastian de Cazadores de Sombras. Como persona no creo que a nadie le pueda gustar Sebastian, pero como personaje creo que está muy bien construido. Cassandra sabe cómo desarollar sus personajes y cómo darles buenos fondos con cada acción que llevan a cabo y Sebastian es uno de esos casos. No diré nada sobre su historia o sus motivaciones, pero están tan bien explicadas y pensadas que hay momentos durante los libros que llegas a entenderle, aunque no compartas su forma de ver el mundo.


4. HELPLESS: Una pareja que apoyaste desde el primer momento.
Irene. A riesgo de parecer pesada, desde el primer momento en el que se introdujo el primer conflicto entre ellos quise que Lara Jean y Peter Kavinsky de A todos los chicos de los que me enamoré acabasen juntos. Aunque es la típica historia de chica buena se enamora de la estrella de deportes del instituto, que además resulta ser el más popular, la relación que tienen es tan tierna que no puedes hacer otra cosa que enamorte de ellos. Además, el fake dating es una de mis tropes favoritas, así que sobra decir que este libro lo disfruté como una enana.

Iván. Una de las pocas parejas que he apoyado desde el momento en que las conocí es la de Ari y Dante de Aristotle and Dante discover the Secrets of the Universe (Benjamin Alire Saenz). Desde el primer momento en el que se conocen en esa piscina y Dante se acerca a Ari para ofrecerse a enseñarle a nadar, se ve que hay una química, para mí, casi perfecta. Según se desarrolla el libro, esta relación se va haciendo más fuerte, incluso cuando no están juntos, y se ayudan tanto el uno al otro que a día de hoy sigue siendo una de mis parejas favoritas.

Pau. Alba y Hugo de la trilogia Alguien que no soy. Aunque en un principio se trate de una relación de tres personas yo tenia muy claro que Alba y Hugo eran la OTP maxima y que tenian que acabar juntos porque sus escenas eran increibles y se notaba que habia quimica entre ellos, mientras que Alba y Nico eran mas aburridos que una piedra y sus escenas se me hacian imposibles de leer.


5. SATISFIED: Un libro que no te haya dejado satisfecho.
Irene. La trilogía completa de Los Jóvenes de la Élite me dejó con bastante mal sabor de boca. Había leído muy buenas reseñas sobre los libros y acabando de salir en España hacia poco, decidí darle una oportunidad. Ya con anterioridad había leído Legend de la misma autora y había tenido una experiencia similar, pero el hecho de que esta trilogía estuviese protagonizada por una anti heroína me llamó mucho la atención. No obstante, ya desde el primer libro me di cuenta de que quizá no era la historia para mí, algo que acabó por confirmarse una vez que me hube leído los tres libros.


Iván. Sin duda Half Bad, de Sally Green. La premisa y la historia en sí me parecía que tenían mucho potencial. En realidad me leí el libro entero súper rápido y en parte me enganchó bastante, pero aun así sentía que la premisa no se estaba aprovechando lo suficiente. Además la trama me pareció bastante lenta y la mayoría de los personajes no me gustaron. De todos modos mucha gente me ha comentado que mejora, así que le daré una oportunidad al segundo libro de la trilogía.


Pau. Los chicos de calendario 3, 100%. No voy a hacer spoilers, obviamente, pero es que yo ya iba quemada desde mitad del libro pero pensaba bueno seguro que el final salva el libro y lo acabo de forma tranquilita, pero no. El libro acaba de una forma que esta hecha para que te decantes por uno de los personajes y asi justificar las acciones de la protagonista, cosa que me decepcionó muchisimo y que casi hace que deje la saga.


6. GUNS AND SHIPS: Libro con una batalla final que te haya parecido memorable.
Irene. Con el tema de las batallas finales yo tengo un problema, ya que la mayoría de las veces me parece que acaban tomándose más tiempo en crear expectación sobre cómo van a ocurrir que en la batalla en sí. Diría que las batallas que más me han impresionada, a pesar de que la saga aún no se ha acabado, han sido las de Juego de Tronos.


Iván. Para no elegir las típicas batallas finales que todos conocemos he elegido la batalla final de El gram Lord, el último libro de las Crónicas del Mago Negro (Trudi Canavan). No recuerdo mucho sobre esta batalla porque leí esta trilogía hace muchísimo tiempo. No contaba con dos ejercitos ni dos grupos de gente gigantes enfrentados, la batalla consistió simplemente en dos hombres. Está tan bien escrito y le tengo tanto cariño a los personajes de esta trilogía que cuando acabe de leer esta batalla me dejó emocionalmente destrozado.



7. NONSTOP: Saga o trilogía que hayas maratoneado.
Irene. La saga de La selección, que en el momento en el que yo lo leí aun estaba en el estado de trilogía, me la leí en un par de días. Dejando a un lado que son libros muy cortos, la historia te engancha y realmente puedo decir que me costaba físicamente dejar de leer. Sinceramente yo soy muy de leerme todos los libros de una saga seguidos porque sé que como no la acabe del tirón hay una gran probabilidad de que acabe dejándola a medias.


Iván. La trilogía de El Corredor del Laberinto de James Dashner. Como conjunto, creo que esta trilogía está bastante sobrevalorada. Me compré un box set con los tres y la primera película estaba a punto de salir y decidí que me iba a leer los tres. No me costó casi nada leerlos todos, y en general no son malos, pero para mí sinceramente son un 5/6 sobre diez.


Pau. La saga Off Campus, en España es la saga Kiss me, me lei el primero no muy convencida porque estaba cansada de la tematica de chico malo conoce a chica buena pero cuando lo acabe y me di cuenta de que era genial y que habian tres más (en el momento en el que lo leí) me pase una semana que solo podia leer eso y de hecho, cuando los acabé me quede con ganas de más.


8. TAKE A BREAK: Un libro que te dejó tan abrumada que tuviste que tomar un descanso antes de leer otro.
Irene. Cuando leí Frío de Laurie Halse Anderson quedé tan impactada que entré en crisis lectora. Llevaba queriendo leerlo mucho tiempo pero no me había atrevido, ya que al tratar el tema de la anorexia me daba un poco de reparo. Me daba miedo leer el libro y que se lo retratase de esa forma que muchos libros juveniles tienen de tratar las enfermedades mentales últimamente: mediante la romantización de la misma. Sin embargo, las experiencias que relata se sienten tan reales que es como si estuvieses dentro de la piel de la propia Lia.


Iván. Normalmente suelo empezar un libro al día siguiente de acabar otro, pero cuando acabé We Are Okay de Nina Lacour recuerdo que estuve unos cuantos días sin leer nada porque simplemente me pasaba el día pensando en We Are Okay. Está escrito tan tan bien y te hace sentir absolutamente todo lo que la protagonista siendo, incluso si no has vivido lo que ella ha vivido.


Pau. Buscando a Silvia de Elisabet Benavent me dejó tan mal que cuando lo acabé deje el ebook en la mesa y me quede sentada llorando de lo dramático e intenso que había sido el final del libro. Me acuerdo que no quería empezar el siguiente porque, había acabado tan mal, que no quería ni pensar como empezaría la segunda parte del libro y de hecho, me costó unos dias poder empezarlo.


9. THE ROOM WHERE IT HAPPENS: Mundo literario en el que te gustaría vivir.

Irene. No quiero que esto suene típico pero me hubiese encantado vivir en el mundo de Harry Potter. Quizá no durante la época de las guerras mágicas, pero ¿quién no se ha imaginado alguna vez estudiar en Hogwarts y visitar Hogsmade los fines de semana? Estoy segura que a la hora de ir a clase me hubiese dado tanta pereza como lo hace en el mundo real, pero creo que es innegable que la clase de Encantamientos suena mucho más interesante que Marketing Analytics.


Iván. No me he leído todavía el segundo libro, pero me encantaría vivir en el mundo de The Diviners de Libba Bray. He crecido con súper héroes como X-Men o Superman, y desde el instituto siempre me han encantado los años 20 en Estados Unidos. Por eso precisamente me encantaría vivir en el mundo que crea Libba Bray en este mundo en el que junta los años 20 de Nueva York y chicos con súper poderes.

Pau. Me encantaría vivir en el Nueva York, y mundo en general, de Cazadores de Sombras. Luchar contra demonios, visitar el Instituto y poder cruzar un portal a Alacante son algunas de las cosas que me gustaría hacer si pudiera vivir en el mundo que creó Cassandra Clare hace años. Aprender a luchar contra demonios tiene que ser una pasada y si encima me enseña Jace yo ya más no podría pedir, la verdad.

10. BURN: El final más devastador de una relación que hayas leído.

Irene. Esto es spoiler de la saga de La caída de los reinos así que si no la habéis leído os recomiendo que os saltéis el resto. Al final de Crystal Storm, Magnus y Cleo acaban rompiendo cosa que me hizo mucho daño en el corazoncito. Sinceramente, lo más interesante para mí a lo largo de esta saga ha sido la relación de hate to love que se da entre estos dos protagonistas y cuando al final, después de esperar 3 libros acaban juntos, me dieron una alegría. Solo para acabar rompiendo en el libro siguiente, lo que es injusto.


Iván. El final de Ennis y Jack de Brokeback Mountain de Annie Proulx. Si no has leído la historia corta o has visto la película te recomiendo que no leas esto. Me parece una de las mejores historias que he leído y, aunque es una historia corta que se lee en una tarde, yo llegúe a cogerle cariño a ambos personajes, además de otros secundarios. Sufres durante toda la historia porque no es que sea una relación al uso, pero cuando llegas al final y te encuentras con esa muerte, simplemente te destroza.




viernes, 20 de octubre de 2017

Reseña Desde que te fuiste de Morgan Matson

Emily y Sloane siempre han sido mejores amigas. Pero, justo antes del que deberíahaber sido el verano más épico de todos, Sloane simplemente... desaparece. Y lo único que dejaatrás es una lista de cosas por hacer. En ella, hay trece tareas que Emily no haría jamás.Pero ¿y si sirvieran para devolverle a su amiga? ¿Coger manzanas por la noche? Vale, esoes fácil. ¿Bailar hasta el amanecer? Claro. ¿Por qué no? ¿Besar a un desconocido? Eh...Emily ahora se enfrenta a un verano lleno de sorpresas, pero contará con la ayuda inesperadade Frank Porter para tachar elementos de la lista de Sloane.¿Nadar desnuda? Espera... ¿qué?

Desde que te fuiste de Morgan Matson es un libro del que se ha hablado mucho desde su publicación, sobre todo en la comunidad de booktube de habla inglesa. Es un libro que sigue la historia de Emily, una chica tímida a la que le cuesta hacer amigos, que un día de verano descubre que su única y mejor amiga ha desaparecido sin dejar noticia alguna. Personalmente, me ha parecido una lectura muy entretenida que iba mejorando a medida que iba avanzando la trama.  Sin duda es una lectura que recomendaría para la época veraniega, ya que la trama se desarrolla durante esta estación y a mí me ha dejado con ganas de poder ir corriendo a una piscina y a vivir aventuras como las de la trama.

“All the stuff you can’t wait to get away from, until it’s not there anymore, and then you miss it like crazy.” 

El libro se centra principalmente en cómo la desaparición de Sloane, la mejor amiga de Emily, acepta al comportamiento de esta. Sloane siempre ha sido la extrovertida, la que de alguna forma iba arrastrando a Emily a disfrutar del tiempo que pasaban juntas. Es normal entonces que cuando Sloane desaparezca del plano, Emily se sienta perdida y no sepa qué va a ser de su verano. Es entonces cuando una carta aparece en su buzón, conteniendo una lista de cosas que hacer durante el verano. A pesar de que esta no viene firmada, nuestro personaje principal sabe perfectamente quién la ha enviado.  Es entonces cuando Emily se plantea la posibilidad de cumplir lo propuesto, más por el hecho de creer que de alguna forma podrá alcanzar a su amiga a través de esta que porque de verdad quiera hacerlo. Sin embargo, cuál será su sorpresa cuando descubra que este puede que no solo sea mucho mejor verano del que había imaginado, sino que además tendrá la oportunidad de compartirlo con otras tres personas muy especiales.

Como en la mayoría de libros de contemporánea que he leído, el hilo conductor de la historia es muy simple. Parte de un hecho aislado, en este caso la desaparición de Sloane y la aparición de la carta, para desarrollar una trama más compleja donde, como no, al final la protagonista acaba encontrando el amor. Desde mi punto de vista, la historia no es nada del otro mundo pero la forma en la que Morgan Matson te cuenta los sucesos hace que acabes metido completamente en ellos, queriendo saber qué es exactamente lo que va a pasar a continuación. Probablemente desde el inicio de la novela sabes exactamente cómo va a acabar pero aun así no puedes evitar seguir leyendo y sonriendo, enfadándote y puede que incluso derramando alguna que otra lágrima.

Creo que la autora tiene una forma muy fluida de narrar que facilita la lectura al mismo que tiempo que crea una serie de situaciones que hacen que te sientas conectado con los personajes. La introducción de flashbacks para explicar de dónde proceden los retos y que nos permite entender mejor la relación entre las dos amigas me ha parecido una forma bastante acertada por parte de la autora de explicar lo que realmente está pasando. Además, para mí como amante del teatro que soy, creo que la parte teatral que se incluye gracias al trabajo de los padres de Emily nos permite ver más de cerca cómo es la vida detrás de las bambalinas, incluso cuando las menciones a este tema son breves y la protagonista muestra un desinterés absoluto hacia el mundo escénico.

“It just gets hard, always being someone's second choice” 

Con respecto a los personajes he de decir que aunque creo que ha habido un claro character development de todos ellos, me he sentido frustrada con todos ellos al menos en algún punto de la narración, especialmente con Emily y su incapacidad para superar determinadas cosas y con Sloane y su egoísmo sistemático. Pero vayamos por partes.

Emily es un personaje que madura de forma espectacular a lo largo de la novela pero que aún y con todo, todavía le queda un gran camino por recorrer. Está convencida de que sin Sloane no es nada y cuál es su sorpresa cuando descubre que fuera de la burbuja que se había creado con su mejor amiga existe un mundo de posibilidades por descubrir. A lo largo de toda la novela se menciona su incapacidad para socializar y sin embargo, parece que ella misma es la que no tiene intención de superar que su amiga la haya abandonado sin ningún tipo de aviso. Creo que de alguna forma es bueno que la lista llegará a sus manos en el momento en el que lo hizo, más que nada porque conquistar sus mayores temores le ayuda a descubrirse a sí misma como persona al tiempo que le da el empujoncito que necesitaba para crearse una vida fuera de los criterios de Sloane. La forma en la que se nos presenta sutilmente cómo va formando amistades con gente con la que nunca habría tenido una relación a menos que hubiese estado sola me parece brillante. A menudo consideramos que no tenemos nada en común con gente que más tarde, para nuestra sorpresa, resultan más parecidos de lo que esperábamos. Esa es una lección que Emily aprende durante el verano y que nos es transmitida de forma brillante a través de la pluma de la autora.

Por otro lado, Sloane es, sin duda alguna, uno de los personajes más frustrantes con los que he tenido que lidiar en mi vida como lectora. A pesar de que la explicación que da al final de la historia sirve como método para justificar sus acciones, me ha parecido poco satisfactorio. Me parece un protagonista tremendamente egoísta y lo único que la salva para mí es el aprecio que obviamente profesa hacia Emily, algo que nos es posible vislumbrar a través de los flashbacks ya que si nos tuviéramos que guiar por la trama principal, Sloane sería una amiga terrible según mi criterio. El hecho de que su propia mejor amiga sienta que está viviendo en su sombra demuestra que a pesar de sus presuntos intentos por ayudarla, lo que de verdad está haciendo es minimizar a la verdadera Emily, la que crece y evoluciona una vez que pasa el suficiente tiempo sola como para emerger a la luz. Sus constantes desapariciones y la necesidad que parece tener de ser el centro de atención en todo momento hacen que me parezca bastante impactante que haya conseguido mantener una amistad hasta el punto de que una persona se sienta perdida sin ella.

El interés amoroso de esta historia es Frank Porter, el típico chico perfecto de toda película americana. Menos mal que nosotros tenemos la oportunidad de conocerlo tal y como es realmente. A pesar de que no es para nada mi tipo de chico, debo reconocer que tiene su encanto y puedo ver perfectamente porqué es exactamente lo que Emily necesita después de que el huracán Sloane desaparezca. Todo el mundo le conoce por ser el líder del consejo estudiantil, el chico de las buenas notas con una novia con la que está más por rutina que por puro sentimiento y es un alivio que tras eso se encuentre el típico chico que puede pasarse días empezando frases con canciones de los Beatles y que conduciría diez horas por la chica de la que está enamorado, sin preguntas. La creación de un personaje así me ha parecido una buena forma de demostrar que siempre hay algo más de lo que podemos ver a simple vista y desde luego, me ha gustado lo que he podido ver detrás de su fachada de chico perfecto.

Los otros dos pilares fundamentales del verano de Emily, Collins y Dawn, son dos personajes que me gustaría que se hubieses desarrollado más. A pesar de que aparecen con mucha frecuencia, son mencionados más de corrido que de otra forma, aunque no llegaría a categorizarlos como personajes planos. Sin duda, considero que Collins es uno de los personajes estrella de la novela. Su sentido del humor tras el que se esconde algo más hacen que te des cuenta de que no siempre podemos ver todo lo que está sucediendo en la vida de una persona. Dawn creo que es la clase de amiga confiable que le hacía falta a Emily para ayudarle a darse cuenta de que no todo tiene que ser siempre caos, incluso cuando a ella le guste así.

“And I was realizing that it was pretty terrible to be sitting in silence with someone who you always used to have something to say to” 

Como forma de concluir, debo decir que aunque he disfrutado bastante de la historia y me ha dado muchísimas ganas de que llegue el verano de una vez por todas, creo que ha habido algunas incongruencias en la historia que hacen que reste puntos para mí. Por otra parte, el hecho de que los personajes no hayan acabado de conquistarme es otro factor a tener en cuenta, aunque creo que tiene mérito que Morgan Matson haya conseguido que un libro pueda ser tan mágico partiendo de una premisa tan simple.

¿Qué pensáis vosotros? ¿Habéis leído este libro o algún otro de la autora? ¿Os llama la atención? Contádnoslo en los comentarios.

miércoles, 11 de octubre de 2017

Top 5 Wednesday | Personajes principales favoritos

¡Hola!
Una semana más queríamos traeros un nuevo Top 5 Wednesday, aunque en este caso nos hemos desviado un poco del tema propuesto y hemos decidido hablar de nuestros personajes principales favoritos. 

Irene:

Paige Mahoney de The Bone Season (Samantha Shannon). Aunque llevaba con este libro en mi lista de por leer desde que salió, no ha sido hasta este año que no me he puesto las pilas con él. Había visto reseñas un tanto contradictorias por parte del mundo de blogger pero la verdad es que personalmente fue un libro que me encantó. Paige es un personaje que sabe lo que quiere y que no se echa atrás cuando las cosas le van mal. Lucha por lo que cree y por la gente que quiere, algo que realmente admiro. Además de que tiene poderes, ¿a quién no le gustan los poderes?
Kestrel Trajan de The Winner's Curse (Marie Rutkoski). Vale, sí, lo admito, si tenía tantas ganas de leer este libro (dejando a un lado las reseñas que había visto al respecto claro) fue por la maravillosa portada. De verdad que cuanto más la miro, más me gusta. Pero dejando este tema a un lado, The Winner's curse estuvo cerca de convertirse en mi libro favorito del 2015 y en parte fue gracias a Kestrel. La capacidad que tiene para adaptarse a nuevas situaciones y lo mucho que crece tanto como persona como personaje en la trilogía es admirable.
Anna de Anna and the French Kiss (Stephanie Perkins). A estas alturas de la vida, quien no haya oído hablar de esta trilogía de la autora es porque tiene que haber estado viviendo debajo de una roca. Debo reconocer que, a pesar de que cada día veo a más gente que no le cae especialmente bien este personaje, yo me siento muy identificada con ella. Es verdad que es una persona que se equivoca y que toma decisiones un tanto dudosas, pero aprende de sus errores y se disculpa por ellos. Algo que muchos deberían aprender.
Sansa Stark de Juego de Tronos (George RR Martin). ¿Cuántas veces van ya que he tenido auténticas peleas por tener que defender a Sansa? Desde mi punto de vista, es uno de los personajes más fuertes, si no el que más, de todos los libros que he leído. Su familia básicamente la vende al mejor postor con trece años única y exclusivamente para acabar viviendo en un infierno continuo. Y aún así pensarías que acabaría dándose por vencida, pero no, Sansa es un personaje que con cada puñalada se hace más fuerte. No me extrañaría que acabase en el trono de hierro.
Caitlin Madison de Hold Still (Nina Lacour). Quiero decir que, aunque hay otros personajes que me gustan más, Caitlin se merece estar en esta lista. Nina Lacour es un genio cuando se trata de hablar de temas que el resto de los escritores de literatura contemporánea y con este personaje no iba a ser menos. No me quiero explayar mucho más porque recomendaría que todo el mundo leyese este libro, pero de verdad, Caitlin como personaje me ha dado esperanza para seguir adelante.

Iván:

Celaena Sardothien de la saga Throne of Glass (Sarah J. Maas): en la actualidad nos podemos encontrar montones y montones personajes femeninos como Celaena en literatura juvenil, pero lo que más me gusto de ella cuando me empecé esta saga es que no era la típica protagonista de novela juvenil. Estaba acostumbrado a personajes como Bella en Crepúsculo o Katniss en Los Juegos del Hambre, y ver una protagonista que podía pelear (e incluso ser la mejor) y que a la vez le fuese femenina y le interesase la ropa y el maquillaje me pareció darle un giro mucho más realista a este tipo de protagonista.
Emily de Since You've Been Gone (Morgan Matson): no suelo leer mucha literatura contemporánea y cuando lo hago no es que me guste especialmente. De hecho, con Emily tengo una relación amor/odio bastante curiosa. El odio viene de que al principio era el típico personaje "moñas" y que no sabía actuar por sí mismo, pero al mismo tiempo le fui cogiendo cariño durante todo el libro porque en parte (mucha parte) me veía reflejado en ella al haber sido como ella durante mucho tiempo.
Aibeleen de The Help (Kathryn Stockett): si habéis visto la película Criadas y Señoras sabréis quién es este personaje. Siempre me ha interesado el tema de los derechos civiles el los Estados Unidos de los 1960s así que decidí leer este libro sin saber absolutamente nada sobre él. Aibeleen me pareció de los personajes más compasivos y generosos que he leído nunca y ha sido una de las razones por las que a día de hoy uno de los temas que más me interesan en mi carrera sea el feminismo y la historia y situación actual de la personas negras.
Saphira de Eragon (Christopher Paolini): todos conocemos esta saga, incluso aunque solamente sea por esa desastrosa adaptación que hicieron hace ya bastante años. De hecho, gracias a esa adaptación y lo que me gustó cuando era pequeño decidí leerme los libros. A pesar de ser una dragona, Saphira era un personaje más en la novela y su relación con Eragon, su sabiduría y el hecho de que fuera un dragón (estaba obsesionado con ellos de pequeño) hicieron que se convirtiera en uno de mis personajes favoritos de la infancia.
Magnus Bane de The Bane Chronicles (Cassandra Clare, Sarah Rees Brennan, Maureen Johnson, Cassandra Jean): al igual que Alec en la saga principal, Magnus fue uno de los primeros personajes LGBT que me encontré en la literatura juvenil cuando tenía al rededor de 13 años. Ya simplemente el poder identificarme con un personaje en una de mis sagas favoritas lo hizo uno de los personajes que más tengo cariño a día de hoy, y el hecho de que fuese el brujo por excelencia de Brooklyn ayudó un poco (bastante).


Pau

Kvothe de El Nombre del Viento (Patrick Rothfuss): Con Kvothe fue conexion automática desde que leí sus primeras lineas. Es un personaje muy completo y aunque es el protagonista tiene sus defectos y tambien se muestran en el libro, haciendolo un poquito mas humano. Una de las cosas que mas me gustan de este perosnaje es el instinto de supervivencia que tiene, como a pesar de las piedras que se va encontrando durante el camino, lucha por seguir adelante a veces solo, a veces con ayuda de sus amigos.
Daniel Sempere de La sombra del Viento (Carlos Ruiz Zafón): La sombra del Viento lo leí hace no mucho, principios de 2017 si no recuerdo mal, pero es tiempo mas que suficiente para saber que me encanta. Vive enamorado de los libros y de los misterios que hay en ellos, es curioso y aunque a veces es un poco tonto, sabe valerse por si mismo y vaya que se ve que si existiese en la vida real seria un trozo de pan.
Evie de ¿Ya soy normal? (Holly Bourne): a este personaje la verdad es que le tengo un cariño especial. Es una chica con la que empatizas desde el minuto uno y tiene una forma de ver la vida bastante peculiar, en parte por su TOC en parte por como es ella. Además una de las cosas que más me gustó fue como aun no sabiendo nada de feminismo, poco a poco fue queriendo aprender más y habla con sus amigas de temas que demuestran que las chicas de 16 años no son tontas.
Elizabeth Bennet de Orgullo y Prejuicio (Jane Austen): este personaje es tan yo que me quiero morir y es por eso por lo que es de mis personajes favoritos. Es un poco testaruda, sarcástica y no se fia mucho de la gente. Además con la gente que le rodea es simpatica y aunque a veces se deja llevar por los prejuicios y por los rumores al final sabe reconocer cuando se equivoca e intenta arreglar las cosas.
Sofía de la Magia de ser Sofía (Elisabet Benavent). Este personaje ha sido la primera vez que fisica y mentalmente he podido sentirme identificada del todo con una protagonista. Normalmente, los personajes femeninos no suelen ser curve y cuando encuentras uno es como YASSSSS y si ya encima tiene una forma de ver el mundo muy similar a ti eso ya es vamos, un gusto. Además cree en la magia y aunque es un poco inseguira a veces, al final intenta aprender de sus errores.

¡Y hasta aquí el Top 5 Wednesday de hoy! ¿Cual es vuestro/a personaje favorito? ¿Coincidis en alguno? ¡Dejadnoslo en los comentarios!


domingo, 8 de octubre de 2017

Reseña Al Faro de Virginia Woolf

Al Faro es unánimamente considerada, junto con Ulises de Joyce, la obra que cambió definitivamente el rumbo de la literatura occidental. Y, naturalmente, también en la producción de Woolf es un texto clave, una novela emblemática donde la autora explora su propio pasado familiar y vuelca aquellos interrogantes que siempre la inquietaron: la razón de la vida, el beneficio o la inutilidad de alcanzar una meta y la inevitable muerte.
Durante una excursión a un faro, los miembros de la familia Ramsay se muestran al lector en toda su complejidad y se presentan enredados en una trama de sentimientos cruzados y contradictorios en la que la figura paterna ocupa un lugar central pero problemático (objeto especialmente del rencor del hijo).
"´Yes, of course, if it's fine tomorrow,´ said Mrs. Ramsay. 'But you'll have to be up with the lark,' she added."

Como este mes no he leído casi nada por empezar la universidad, me he dedicado a leer los libros obligatorios de mis asignaturas. Así que aprovechando que es un clásico bastante famoso y para añadir un poco más de variedad al blog, hoy os traigo mi reseña de To the Lighthouse o Al Faro, de Virginia Woolf.

Supongo que, de alguna manera u otra, todos hemos oído hablar de este libro alguna vez en nuestras vidas. Virginia Woolf es por excelencia una de las madres del feminismo en la literatura europea, y ya sólo por eso, esta novela, Orlando o su ensayo Una habitación propia están recomendadísimas para cualquier persona a la que le interese el tema.

To the Lighthouse en particular trata sobre el verano del matrimonio formado por Mr. y Mrs. Ramsay, sus hijos y un montón de amigos en una isla a la que van a pasar las vacaciones. El libro comienza con James Ramsay, uno de los hijos, exigiéndole a su padre ir al faro. Durante toda la primera parte de la novela Virginia nos introduce a todos los personajes, por lo que es un poco confuso seguir la acción con tanto nombre de golpe. Y si añadimos a esto su característico stream of consciousness (la narración a través del flujo de pensamiento de los personajes) puede que al principio nos abrume y pensemos en dejarlo, pero merecerá mucho la pena si tenemos un poco de paciencia y seguimos hasta el final.

Siguiendo con los personajes, mis favoritas han sido claramente la propia Mrs. Ramsay y Lily Briscoe; una pintora amiga de la familia. Como otros principales personajes nos podemos encontrar a Mr. Ramsay, o algún que otro hijo como James o Cam pero la mayoría de los demás personajes son muy secundarios y, en mi opinión, es lo que ralentiza tanto la lectura al comienzo. Volviendo a Mrs. Ramsay y Lily, creo que son los personajes más importantes y en los que Virginia Woolf más ha trabajado creando una dicotomía angel of the house/new woman o, en otras palabras, la típica mujer sumisa del siglo IX y la primera mujer empoderada del siglo XX.  Un punto que lo hace todavía más interesante es que en este libro Virginia Woolf retrata muchos aspectos de su vida real, y en esta relación Mrs. Ramsay/Lily podemos conocer un poco más de ella ya que retrata la relación que tenía con su hermana en su vida personal. 

"Well, we must wait for the future to show"

Perteneciendo al modernismo, cada parte del libro está estructurada de una manera clara, con sus temas y objetivos.  No os contaré nada sobre el faro en sí porque pienso que es una cosa que cada uno tiene que buscar mientras lee la novela, pero no lo empecéis pensando que es solamente un objeto físico dentro de la narración; se presenta en muchas formas. Tampoco esperéis encontraros con mucho diálogo, pero que esto no os eche para atrás, ya que al encontrarnos con un flujo de pensamientos constante os enganchará igual que cualquier diálogo.

En general, y aunque me haya costado leerlo, creo que es un libro que todos deberíamos leer en algún punto de nuestra vida y que ha entrado de cabeza a la lista de mis clásicos favoritos, así que en cuanto tenga la oportunidad seguiré leyendo más de la autora. 

¿Qué pensáis vosotros? ¿Habéis leído este libro? Contadme en los comentarios.